Archivo de la etiqueta: Pacto de Tudmir

Los vikingos en la Península Ibérica y… ¿en Murcia?

El auge vikingo se produjo entre el siglo IX y el XI. El origen del pueblo vikingo lo encontramos en Noruega, Suecia y Dinamarca. La sociedad nórdica estaba basada en una estructura familiar importante, donde el papel de las mujeres era mucho más importante que en el resto de las sociedades de la época. Esa importancia se debe a que los hombres pasaban largo tiempo fuera del hogar y las mujeres tenían que valerse por sí mismas. La sociedad vikinga estaba dividida en dos clases: libres y esclavos. Las personas libres podían llevar armas y su voz era escuchada en las asambleas, mientras que los esclavos no tenían derechos, pero eran mucho mejor tratados que en otras sociedades de la época y podían alcanzar su libertad.drakkar

La incursión que marca el inicio de la cultura vikinga se produjo a finales del siglo VIII, teniendo su destino un convento en Northumbria, que fue arrasado, siendo sus moradores asesinados y, los pocos que sobrevivieron, apresados como esclavos. Esta incursión sería la primera de muchas por territorios hasta entonces desconocidos para ellos, como eran las costas de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Durante unos años hubo una relativa calma, hasta que los vikingos decidieron extender sus territorios hacia las Islas Feroe, Islandia, Irlanda y Escocia. En el año 845 los vikingos llegaron a París, de la que se retiraron después de recibir un cuantioso bote. Los barcos vikingos, llamados “drakkar” por tener un mascarón con forma de dragón, tenían como particularidad un calado muy pequeño, lo que les permitía remontar ríos sin problemas, llegando así a las ciudades.

En el 843 Bayona, ciudad costera del sur de Francia, fue tomada como base para sus incursiones en la Península Ibérica. Es más que probable que los vikingos hubieran oído hablar de las numerosas riquezas de Al-Andalus, lo que habría situado a la Península Ibérica como un objetivo para sus incursiones. Tras una breve “visita” a Oviedo, dirigieron sus embarcaciones hacia la costa gallega, donde el Faro de Hércules sirvió de atracción, ya que pensaron que tras un importante faro como ese debía encontrarse una rica ciudad. Nada más lejos de la realidad, ya que la población más importante de la zona era Clunia, ciudad que desapareció tras la incursión vikinga.Lindisfarne ataque vikingo

La siguiente parada fue Lisboa, donde arribaron con cerca de cien navíos. El gobernador de la ciudad envió emisarios a Córdoba para avisar a la capital del califato de lo que se avecinaba. Finalmente los vikingos fueron incapaces de saquear Lisboa y tras dos semanas, decidieron proseguir su viaje hacia el sur. Ya en el sur de la Península Ibérica se hicieron con el control de Cádiz, que sería una de las bases de operaciones vikingas en Iberia. Desde allí mandaron sus naves a remontar el Guadalquivir, saqueando Sevilla. Una vez tomada Sevilla, decidieron adentrarse utilizando caballos, saqueando así diversas ciudades del interior. Finalmente el ejército llegado de Córdoba y las últimas fuerzas que quedaban en Sevilla, consiguieron repeler a los vikingos, que ponían así fin a su primera incursión en la península.

La segunda expedición comienza a finales del siglo IX, atacando con crudeza Lisboa. Prosiguieron hacia el sur, atravesando esta vez el Estrecho de Gibraltar, lo que le llevaría a atacar Algeciras y diversas localidades del norte de África. Bordeando la costa llegaron al reino de Tudmir, que comprendía las provincias de Murcia, Alicante y parte de Almería.

Desde Orihuela, donde se establecieron en un pequeño campamento, realizaron incursiones a las zonas vecinas, llegando incluso a zonas cercanas a Valencia.

¿Llegaron a Murcia los vikingos? Hay indicios que sí, aunque hay que recordar que Murcia había sido fundada tres décadas atrás, siendo al principio un campamento militar, aunque se convertiría en medina poco después. En aquella época el Segura llegó a ser comparado con el Nilo, por lo que no es de extrañar que atrayera “visitantes” a sus orillas.

Los vikingos y la globalización

Los vikingos y la globalización (Photo credit: Javier Martínez Ortiz)

http://suite101.net/article/las-invasiones-vikingas-en-la-peninsula-iberica-a37795http://comunidades.laopiniondemurcia.es/blogs/lucia_sanchez_sotelo/restos_vikingos_en_tierras_murcianas_-2002.html?oauth_comprueba=1&hash_user=4cbb37794c40bd774683cdb2a72cfe72

http://www.laverdad.es/murcia/v/20111113/murcia/hubo-vikingos-segura-20111113.html

http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/vikingos_en_espa%C3%B1a

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Español, Historia

Algezares: su basílica y la desaparecida ciudad de “Ello”

Español: Basas de la basílica paleocristiana d...

Español: Basas de la basílica paleocristiana de Algezares en Murcia (España). (Photo credit: Wikipedia)

 

En esta entrada vamos a hablar acerca de una pequeña localidad murciana llamada Algezares. Se trata de una pequeña localidad a unos escasos cinco kilómetros de Murcia de apenas 6000 habitantes. Para muchos murcianos, Algezares no pasa de ser ese pueblo que se encuentra en la falda del monte y que se atraviesa en la La Romería todos los segundos martes de septiembre. Lo que muchos murcianos desconocen es que en Algezares encontramos restos arqueológicos que se remontan dos milenios, encontrándose los yacimientos cerca de donde podíamos encontrar manantiales de agua, como pueda ser el de La Fuensanta.

 

El nombre de Algezares tiene un origen musulmán, “Al Jezar”, nombre que hace referencia al yeso, ya que es una tierra rica en canteras de yeso. Estas canteras de yeso fueron importantes hasta las desamortizaciones del siglo XIX.

 

El principal resto arqueológico de la zona es la Basílica Paleocristiana, sita en el Llano del Olivar, de estilo visigodo y que es del siglo VI, para dar más perspectiva a este dato hay que tener en cuenta que Murcia se fundó en el siglo IX. Esta basílica es del período de transición entre la época tardorromana y la ocupación musulmana. Para algunos historiadores, como Gómez Moreno, Algezares sería Ello, una de las ciudades que formaron parte del pacto de Teodomiro en el 713. Ya en el siglo IV, según los restos encontrados, nos encontramos con una población importante. El historiador Robert Pocklington indica que la población de Algezares debió ser trasladada a la que hoy es la capital de la Región de Murcia tras la fundación de esta en el siglo IX.

 

“Ello” sería una de esas ciudades que firmaron el Pacto de Teodomiro, esta ciudad perdió importancia cuando se fundó la ciudad de Murcia en el año 825, lo que terminó suponiendo su desaparición, ya que entre otras cosas, era un centro de revueltas tribales. La localización de “Ello” no es tan sencilla como parece, ya que muchos investigadores ubican “Ello” en Ojós, Cieza o Albacete.

 

 

1 comentario

Archivado bajo Español, Historia