Archivo de la etiqueta: almas

Homínidos: antepasados entre nosotros

El ser humano comenzó su andadura hace más de cinco millones de años. Desde ese inicio, probablemente en África Oriental, los diferentes homínidos fueron distribuyéndose por todo el mundo. Siempre hemos estudiado que se produjo una evolución que terminó desembocando en el Homo Sapiens. La pregunta es: ¿Qué ocurriría si, al igual que sobrevivió el Celacanto, hubiese sobrevivido un antepasado nuestro? Aquí vamos a analizar algunos casos de los muchos que hay por todo el mundo. He elegido diferentes lugares del globo, para que no podamos creer que se trata de un contagio cultural.

Sasquacht: se ha avistado sobre todo en el Noroeste de los Estados Unidos y Canadá. En muchos aspectos es más un fenómeno cultural, ya que el término “sasquacht” significa “hombre de los bosques” en el lenguaje de los primeros pobladores canadienses. En 1811 tenemos el primer testimonio, cuando encontraron unas huellas en la nieve, siendo el primer encuentro datado en 1884. El interés por el sasquacht se aceleró en los años cincuenta a raíz de unas supuestas fotos. El caso más espectacular se dio a conocer en 1957, aunque sucedió en 1924, cuando Albert Osman fue “raptado” por una familia de sasquacht, de la que consiguió escapar después de seis días cuando uno de los sasquacht ingirió una lata de tabaco de mascar y enfermara, momento en el cual Albert Osman huyó de sus captores. Los criptozoologos creen que el sasquacht puede ser un Gigantopithecus, pudiendo alcanzar los tres metros y los 300 kilos. Algunos creen que se trataría de Neanderthales. Lo último que sabemos de los sasquacht es que se han realizado análisis de muestras recogidas en Norteamérica, dando como resultado que el sasquacht es un híbrido, ya que en su ADN mitocondrial encontramos trazas humanas, esto se puede deber a un cruce con una hembra de homo sapiens o a una contaminación de la muestra, lo más probable. ¿Por qué es importante la prueba de ADN? Porque ese origen en parte humano colocaría al sasquacht al amparo de la ley, otorgándole derechos que los protegerían de una supuesta caza.

Osa de Andara: se trata de una mujer que se ubica en los Picos de Europa. Esta mujer desaparece cuando llega el invierno y vuelve a aparecer en la primavera. Los primeros relatos aparecen el siglo XIX. Su constitución es parecida a los neandertales, aunque no se han encontrado restos. Esta asimilación con los neandertales la realizamos basándonos en sus similitudes físicas cómo un tórax muy ancho y en forma de barril, así como un rostro saliente y barbilla poco desarrollada

Almas: en mongol “hombre salvaje”. Los podemos encontrar en Mongolia, el Caucaso y la montaña Pamir. Se trata de un ser bípedo de poco más de 1,95 metros, con cuerpo cubierto de pelo y con un rostro antropomorfo. En 1430 Hans Schiltberger recogió el testimonio de estas criaturas durante su cautiverio con el rey Mongol. Uno de los casos más espectaculares data de 1850, cuando una mujer llamada posteriormente Zana, fue apresada y “domesticada”, llegando a tener descendencia. El caso más espectacular se dio durante la Segunda Guerra Mundial, en 1941. Un hombre salvaje y asustadizo fue capturado por el ejército soviético. Se procedió a interrogarlo, siendo incapaz de articular una palabra, aún así se le ejecutó bajo la acusación de ser un espía alemán.

Deja un comentario

Archivado bajo Español, Leyenda