San Gimignano: cuando el tamaño de las torres sí importaba

san gimignano

San Gimignano es una localidad situada en el centro de Italia, sobre una colina, a 324 metros de altura. La particularidad de este pueblo está en las torres que la poblaron en la Edad Media, su época dorada. En la actualidad es Patrimonio de la Humanidad debido a su extraña arquitectura y la conservación de su ambiente medieval.

Los primeros asentamientos de la zona son de la época etrusca, siendo de esta época los primeros asentamientos permanentes. En el siglo X encontramos los primeros documentos escritos de la localidad, la cual adoptó el nombre de San Gimignano, que fue el obispo que la había defendido ante la entrada de los hunos.

La ciudad tuvo su auge durante la Edad Media y el Renacimiento, ya que se encuentra en la ruta de peregrinación hacia Roma. El crecimiento de la ciudad la encontramos entre el siglo XI y XIV, apoyándose en las actividades agrícolas y la usura, llegando a tener 13.000 habitantes.  Esto hizo que se declarara comuna libre. Fruto de este auge, proliferaron las torres en la ciudad, hasta llegar a unas 70, de las que actualmente continúan en pie 14.

San Gimignano

San Gimignano (Photo credit: benontherun.com)

Las torres pertenecían a las familias ricas, que las usaban para ostentar ante las demás. Estas torres era altamente costosas, ya que era una forma de construir diferente, que hacía que los arquitectos tuvieran que innovar. La distribución de las torres en su interior determinaban que la cocina debía estar en los pisos superiores, ya que en ellas se encontraba el fuego y así, en caso de problemas, se podría evacuar el edificio. En las primeras plantas se encontraban los dormitorios, los cuales no eran muy grandes, ya que el grosor de los muros era de dos metros, lo que daba una temperatura fresca en verano y cálida en invierno. En las plantas bajas se encontraban las tiendas. Las torres dejaron de construirse en el siglo XIII, siendo la arquitectura de la ciudad de carácter ecléctico, ya que se mezclan diferentes estilos.

En el siglo XIV comenzó el declive de la ciudad, debido a un brote de peste y a una hambruna, perdiendo dos terceras partes de su población. Finalmente pierde su estatus de ciudad libre y cae bajo el dominio de Florencia en 1351, conviritiéndose San Gimignano en uno de los lugares más pobres del Gran Ducado. Las torres se abandonaron y pronto se encontraron en estado ruinoso.

En la actualidad San Gimignano conserva 14 de las más de 70 torres que tuvo y es Patrimonio de la Humanidad desde 1990 y recibe cerca de un millón de visitantes al año.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Español, Historia

Una respuesta a “San Gimignano: cuando el tamaño de las torres sí importaba

  1. Muy pero muy bueno. Soy de Argentina, vivo en Milán y acabo de empezar un blog con una temática parecida. Me interesan mucho la historia europea y en la actualidad me estoy enfocando más en conocer la historia de pequeños lugares.

    Te voy a empezar a seguir!!

    En caso de que quieras visitar mi blog, la dirección es

    http://mateandoporelmundo.wordpress.com/

    Saludos,

    Agustín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s